La voz interior

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

La voz interior

Karen Berg
Enero 16, 2022
Me gusta 20 Compartir Comentarios 3

Artículo originalmente publicado para la porción de la semana en el 2019.

Desde el momento que llegamos a este mundo dependemos del cuidado y la orientación de los demás. Nuestros padres o tutores están a nuestro lado para ser nuestros primeros maestros, nos enseñan a caminar, hablar y comer. Si somos suficientemente afortunados, nuestro padres o tutores también nos enseñan a comportarnos en este mundo; a convivir con otras personas en la sociedad. A medida que crecemos, tenemos maestros en la escuela que a menudo tienen un papel vital en nuestro desarrollo. Algunos de nosotros conseguimos mentores que nos inspiran y nos dan la fuerza que necesitamos en momentos difíciles. En nuestra carrera somos llevados bajo el ala de nuestros superiores, nos encaminan hacia cargos futuros. La vida es una serie de aprendizajes de los demás y luego enseñar lo que aprendimos a la siguiente generación. Esa es la gran continuidad de la vida. La sabiduría ha pasado de oído a oído por miles de años. Somos capaces de prosperar y desarrollarnos como sociedad porque estamos abiertos a escuchar y aprender de los demás. Mientras más abiertos estemos a aprender de los demás y a escuchar los mensajes que nos rodean, más podemos evolucionar espiritualmente. Con suerte todos, incluso después de la adolescencia, la escuela y nuestra carrera, anhelamos más sabiduría. Buscamos la ayuda de terapeutas, literatura, escritos, clérigos, chamanes, maestros espirituales y quizá encontremos nuestra más grande sabiduría a través de nuestra pareja o ser amado. El camino de la vida está pavimentado con mensajes de los demás, mensajes del universo y, más importante aún, mensajes de nuestro corazón. Esta semana tenemos una oportunidad para la grandeza al abrirnos a la sabiduría que nos rodea. Esta semana brillamos y alcanzamos nuestro potencial simplemente al escuchar la voz del Creador, quien viene a nosotros a través de la gente que nos rodea y desde nuestro interior.

"Permítete estar abierto a ver un nuevo camino."

Nuestra orientación espiritual e inspiración de la semana vienen de una de mis porciones favoritas de la Biblia: Yitró. Yitró es Jetró en hebreo y es el nombre del suegro de Moshé. Como con toda historia de la Biblia, no se trata de una historia sobre gente del pasado, sino de una historia sobre nosotros mismos. Yitró es cada uno de nosotros. La porción de Yitró nos habla de su iluminación y ascenso espiritual. Yitró había escuchado sobre el milagro del éxodo de los israelitas de Egipto. Escuchó sobre las plagas, la división del Mar Rojo y el éxito en la guerra con Amalek. Fue un individuo único porque estaba abierto a escuchar sobre las maravillas del Creador y fue inspirado a iniciar un camino espiritual hacia Él. Buscó a Moshé y se volvió devoto. Al final Yitró es la historia de un converso, una persona que decidió dejar un camino e iniciar otro. Esta porción se encuentra en el mes de Acuario porque funciona en sinergia con este mes, nos ayudan a iniciar un nuevo despertar. Recibimos el poder para salir de cualquier forma de pensar que tengamos ahora, eliminar las vendas de nuestros ojos y los bloqueos de nuestros oídos para poder escuchar y hacer algo nuevo. El inicio de la porción dice: “Oyó Yitró […] todas las cosas que Dios había hecho”. ¿El resto del mundo estaba sordo y solo Yitró pudo escuchar? ¿Otras personas escucharon sobre los milagros del Éxodo de Egipto? La respuesta es sí, todas las personas del mundo oyeron sobre los milagros, pero solo Yitró escuchó de verdad. Fue Yitró quien escuchó sobre las maravillas del Creador y deseó unirse a Moshé y los israelitas. La historia continúa con más sobre la importancia de escuchar. Yitró da consejos a Moshé sobre cómo puede cuidar y aconsejar de manera más eficiente a los israelitas. En lugar de aconsejar a todos él mismo, Moshé debía enseñar a otras personas a aconsejar para que pudieran ayudar y aligerar su carga de trabajo. Moshé estaba abierto a escuchar el consejo de Yitró y puso en práctica este sistema, así aseguró mayor éxito y sostenibilidad futura. En este punto de la historia, Moshé lleva a los israelitas al Monte Sinaí donde el Creador se dirige oficialmente a los israelitas. Esto marcó el siguiente paso en el camino espiritual y la elevación de los israelitas. El Creador les revelaría los Diez Enunciados, también conocidos como los Diez Mandamientos. Estas diez directrices son el manual de instrucciones espirituales para la vida que traen plenitud, prosperidad y la llegada a nuestra Tierra Prometida. Los israelitas estaban abiertos a escuchar la palabra del Creador. Respondieron: “Haremos todo lo que el Eterno dijo”. Estaban dispuestos a ser humildes, abiertos a aprender y listos para seguir una Lógica Superior. Los israelitas, finalmente, se encontraron con el Creador, su maestro, mentor y guía. Tenían un deseo de aprender, escuchar y crecer. Debido a su humildad y disposición en ese momento, alcanzaron el nivel más alto de iluminación jamás alcanzado por la humanidad. Ya que en el momento en el que los Diez Enunciados fueron revelados, toda forma de muerte fue eliminada de la gente y se alcanzó la inmortalidad. Los israelitas pudieron ascender al siguiente nivel y eliminar la muerte del mundo entero debido a que estaban dispuestos a oír y escuchar de verdad al Creador.

"La vida es un equilibrio entre escuchar la sabiduría de los demás y escuchar la sabiduría de nuestro corazón."

A menudo en la vida las personas que nos aman nos dicen cosas cientos de veces, pero elegimos no escucharlas. Creemos que sabemos más. Y quizá a veces sí sea así. Quizá tengamos un presentimiento sobre determinada situación o persona, pero elegimos ignorarlo, solo para luego darnos cuenta de que debimos haber escuchado nuestros instintos. La vida es un equilibrio entre escuchar la sabiduría de los demás y escuchar la sabiduría de nuestro corazón. En este viaje en el que constantemente recibimos orientación de nuestro amoroso Creador, está en nuestras manos elegir oír, escuchar y seguir. La voz del Creador no llegará al pie de una montaña con humo y trompetas como lo hizo con nuestros ancestros hace miles de años. Los mensajes a veces vendrán de la boca de otras personas. Nuestros mensajes podrían venir de nuestros amigos, familiares, mentores, maestros e incluso de la gente que nos cruzamos en la calle. Aún más importante, la mayor voz de todas proviene de nuestro interior. Escuchamos esta voz solo cuando estamos lo suficientemente callados y abiertos. De este modo, estamos destinados a la grandeza, no porque seamos brillantes, sino porque estamos dispuestos a escuchar las respuestas. Tal y como dijo el Rey David: “Tienen oídos, mas no escuchan”. El Cantar de los Cantares dice: “Hazme una abertura del tamaño del ojo de una aguja y Yo abriré para ti las Puertas de la Eternidad”.

Esta semana en tus meditaciones, permítete estar abierto a ver un nuevo camino. Como Yitró y los israelitas, nos embarcamos en un viaje espiritual más profundo y genuino. Nos rebelamos contra el statu quo y salimos adelante con una nueva visión y un llamado del corazón. Encuentra tiempo esta semana para buscar tranquilidad y hacer introspección para descubrir qué mensajes te están siendo susurrados. Busca silencio para que puedas escuchar más. Cierra los ojos para ver más. No se trata de si el Creador te está hablando o no. No se trata de si las personas a tu alrededor te envían mensajes o no. No se trata de si tus ángeles te están guiando o no. Se trata de si estás eligiendo escuchar o no.


Comentarios 3