¿Cómo influimos en la vida de los demás? Tres razones por las que cada interacción tiene un impacto

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

¿Cómo influimos en la vida de los demás? Tres razones por las que cada interacción tiene un impacto

Adaptado del pódcast de Sed Espiritual de Monica y Michael Berg. Escúchalo y subscríbete aquí.
Enero 24, 2022
Me gusta 9 Compartir Comentarios 3

¿Alguna vez te has cruzado con un desconocido que cambió tu día por completo? Quizá te dijeron un cumplido que te subió los ánimos y te hizo caminar con más ímpetu. O, por el contrario, quizá alguien fue descortés contigo mientras conducías y te puso de mal humor por el resto de la tarde. Ese desconocido probablemente ni siquiera conozca el efecto que tuvo en ti.

Cada uno de nosotros tiene mucho poder para influir a los demás, más de lo que creemos. Esta es una increíble oportunidad y responsabilidad que tenemos.

He aquí tres razones por las que cada interacción es más poderosa de lo que creemos:

1. Cada momento está lleno de propósito. La sabiduría de la Kabbalah enseña que todo lo que nos ocurre a lo largo del día, desde la persona con quien tropezamos en la calle hasta el importante ascenso en el trabajo, tiene un significado espiritual en nuestra vida; incluso si no podemos verlo en el momento.

Naturalmente damos importancia a los grandes momentos transformadores de la vida, pero solemos considerar los momentos más pequeños como insignificantes. La verdad es que no hay momentos irrelevantes. Hay una razón para todo, sea grande o pequeño. Cada persona, cada situación que surge te influye y te presenta una oportunidad para que influyas en el mundo. ¡Esto puede ser de una forma positiva o negativa!

Al saber esto, incluso sin conocer el efecto que tenemos en otras personas, podemos inspirarnos a tener vidas más influyentes y con propósito. A medida que transcurre tu día, recuerda que cada momento es una oportunidad para cambiar la vida de alguien.

2. La sabiduría puede venir de los lugares más impensados si estás abierto a ello. A menudo asignamos el lugar y el momento correcto para escuchar algo de alguien más. Quizá acudamos a algún amigo para consejos laborales, a otro para consejos matrimoniales y a un tercero para consejos financieros. Pero la sabiduría está en todos lados y puede venir de cualquier persona y cada situación si estamos abiertos a ello. A veces los desconocidos tienen el poder de entendernos de maneras que los más cercanos a nosotros no pueden.

Muchos de los mensajes importantes en la vida no van a llegar de lugares o personas que tú asumes que van a venir. A menos que estés abierto y curioso al respecto, es muy probable que te pierdas el mensaje por completo. Pero si vives sabiendo que el mensaje llegará, entonces va a llegar; aún cuando sea de una forma que no esperabas.

Cuando pidas asistencia o una señal, no trates de predecir o asignar de dónde llegará. Recuerda: hay una fuerza más grande que tú, guiándote a ti y a quienes te rodean. Mantente abierto a los mensajes, indistintamente de donde provengan.

3. Hasta la acción más pequeña puede cambiar la vida de alguien. Todos subestimamos constantemente el poder e influencia que tenemos en otras personas. Puede darnos miedo apropiarnos de este poder porque viene con la gran responsabilidad de influir en los demás de una forma positiva. Cuando no sabemos o no creemos cuán poderosos somos, el peligro radica en que nos volvemos descuidados en la manera en que nos comportamos. Quizá no necesariamente lastimemos a otras personas, pero no aprovechamos las oportunidades para ayudar y a menudo no reconocemos las maneras en que las lastimamos.

Nunca sabemos cuál es la gota que colma el vaso en la vida de una persona. Una palabra amable puede ser todo lo que alguien necesite para ir tras un sueño que le aterra. Presta atención a las pequeñas influencias: una sonrisa, sostener una puerta abierta. Los gestos significan más de lo que solemos creer y siempre están presentes si los observamos. No solamente las palabras y las acciones, sino los gestos también. Nunca sabemos si alguien está pasando por un dolor y un gesto amable es todo lo que hace falta para cambiar la situación. Lo que haces o dejas de hacer importa, y no tengas miedo de usar tu poder. Aprecia este regalo y aprovéchalo tanto como sea posible.

Estar conscientes de la influencia que tenemos sobre otras personas puede inspirarnos a llevar vidas con más propósito. Cada momento puedes dar y recibir Luz duradera e impactante, sabiduría e inspiración, aun de las cosas más simples. Este es el impacto de todos nosotros, el poder de una persona.


Comentarios 3