No hay necesidad de moverse

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

No hay necesidad de moverse

Michael Berg
Mayo 6, 2020
Me gusta 4 Compartir Comentarios

La porción de Emor, al ser leída literalmente, sólo parece hablar de los sacerdotes o familias de sacerdotes. Pero como ya hemos dicho en años anteriores, esta porción en realidad se basa en el concepto del que habla Rav Áshlag en La sabiduría de la verdad llamado mamléjet kohanim, este concepto se refiere a un grupo de personas que decidieron separarse y elevarse para ser un canal más grande y fuerte para la Luz del Creador.

Por lo tanto, la enseñanza que quiero compartir va dirigida especialmente a aquellos de nosotros que elegimos formar parte de este mamléjet kohanim, aquellos de nosotros que elegimos que la conexión con la Luz del Creador y su revelación en este mundo sea nuestra prioridad.

Hay una cita del Maguid de Metzritch, la cual es un hermoso concepto que Rav Áshlag comparte: “Le escuché decir al Maguid de Metzritch que en el Mundo Infinito no hay posibilidad de movimiento porque ¿a dónde iría el Mundo Infinito? Por eso el Mundo Infinito es llamado paz o descanso, debido a que no puede haber movimiento alguno, y por esa razón Shabat es llamado el Día de Descanso o Paz”. ¿Qué significa eso? El Deseo de Recibir para Sí Mismo nos dice que debemos hacer algo para tener felicidad, plenitud y alegría; tengo que ir a hacer eso, tengo que ir allá, tengo que hacer estas cosas… Tengo que moverme.

Pero, ¿qué significa movimiento? Significa que hay una carencia. Si estás completamente satisfecho —y estoy seguro de que todos hemos tenido momentos en los que nos sentimos completamente satisfechos—, no tienes que ir a ningún lugar. Puedes sentarte en tu silla y ser totalmente feliz. El movimiento significa que hay una carencia y, como hay carencia, debo moverme para satisfacerla; significa que no estoy conectado con la Luz del Creador porque, si lo estuviera y si la Luz del Creador está en todas partes, eso significa que soy capaz de conectarme aquí mismo en esta silla sin necesidad de ir a algún otro lugar o hacer algo más o estar con alguien más. No hay necesidad de movimiento. Si sabemos que algo más positivo vendrá a mí dependiendo del lugar en el que esté, eso significa que el lugar en donde estoy ahora no está completo, debido a que no existe movimiento en el Mundo Infinito.

Rav Áshlag nos comenta que el Maguid de Metzritch dice: “No hay movimiento en los asuntos espirituales del Mundo Infinito porque hay perfección total”. Si te mueves o deseas moverte, significa que tienes carencia y debes satisfacerla mediante algún movimiento. Esa es la fuente de toda oscuridad y juicio en este mundo. Debes al menos llegar a comprender que no necesitas nada más, ni a nadie más, salvo la conexión con la Luz del Creador. La Luz está aquí, no necesitas salir o ir a algún lugar. Tienes que darte cuenta de que, como la Luz del Creador está disponible para ti en cualquier momento, no hay necesidad de movimiento.

No sólo eso, sino que mientras pienses que necesitas moverte, hacer algo o ir a algún lugar para ser feliz, lo que estás diciendo es: “La Luz del Creador no está aquí, no está aquí en este momento”. Sin embargo, la verdad es que lo único que hay es Luz del Creador, lo que significa que en este momento, aquí y ahora, no necesito ir a ningún lugar y puedo unirme completamente con la Luz del Creador y estar completamente satisfecho.

Si comprendes que la totalidad de la Luz del Creador está aquí todo el tiempo y que puedes manifestarla aquí y ahora mediante tus acciones, pensamientos y palabras, a la larga entenderás que no necesitas movimiento para estar completamente conectado con la Luz del Creador. Por lo tanto, si estás en un verdadero estado espiritual, sabes que no se necesita movimiento. Claro, una vez más, la mayoría de nosotros no puede llegar a ese estado en un instante o en un día, pero es allí a donde queremos llegar. Podemos comenzar a llegar a ese estado mediante la limitación de la cantidad de cosas que hacemos que involucran movimiento, por ejemplo: Ah, permíteme hacer esto para que esta persona piense o diga esto de mí, o permíteme hacer aquello para obtener esa cosa que me dará más satisfacción.

Otra pregunta que Rav Áshlag hace es: “¿Qué es descanso espiritual supremo?”. 

Descanso espiritual supremo es cuando sabes que nunca dejarás de conectarte o de hacer el trabajo espiritual. Descanso significa que realmente sabes que no necesitas nada fuera de ti y tu conexión con la Luz del Creador para alcanzar la plenitud. Si lo entiendes y sabes que para estar conectado con el Mundo Infinito debes recordar que no puede haber ningún movimiento en él porque la totalidad de esa Luz, esa bendición y esa conexión es perfecta, entonces no hay necesidad de movimiento ni de acción alguna.

Así pues, lo primero es entender a dónde necesitas ir, esa es nuestra meta espiritual: reconectarnos con el Mundo Infinito, separarnos de los juicios de este mundo. Esto comienza con la conciencia de que en el Mundo Infinito no hay movimiento, eso significa que la conciencia del Mundo Infinito es la conciencia de que no necesito nada fuera de mí para tener plenitud total. Después, tienes que hacer restricción en las acciones que haces ahora y que sabes que no pertenecen al Mundo Infinito, sino al lado negativo, por ejemplo: Necesito que esta persona diga o piense estas cosas: tengo que tener esa cosa para obtener plenitud.

Cuando una persona comienza a despertar esta conciencia de sabiduría de que una conexión con la totalidad de la Luz del Creador está disponible para ella aquí y ahora, entonces se está separando de los juicios y la negatividad de este mundo. Por esa razón, si queremos ser mamléjet kojanim, una parte de esas almas únicas que no sólo están haciendo de la conexión con la Luz del Creador su prioridad sino también están revelando esa Luz en este mundo, debemos asegurarnos de que estamos arraigando en nuestra conciencia este entendimiento de que no puede haber movimiento, de que no necesitamos nada que esté fuera de donde estamos ahora y de nuestra conexión con la Luz del Creador.

En este Shabat es como si el Creador nos dijera: “Permítanme elevarlos a todos, a todo aquel que desee formar parte de este mamléjet kojanim, este estado elevado”. ¿Cómo te elevas por encima del juicio y la oscuridad de este mundo? Cuando logras entender esta conciencia y hacer restricción en las acciones opuestas a ella


Comentarios