El secreto de los milagros

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

El secreto de los milagros

Michael Berg
Marzo 17, 2021
Me gusta 29 Compartir Comentarios 6

En la historia de la Creación está escrito: “El Creador nos creó con el propósito de desarrollar las mismas habilidades que el Creador tiene. Del mismo modo que el Creador controla la naturaleza, nosotros también debemos llegar a ese estado”.

Rav Avraham Azulái, uno de los kabbalistas favoritos de Rav Berg, presenta una hermosa y poderosa enseñanza. Rav Avraham Azulái quiere decirnos el secreto de los milagros. Él dice que debemos saber que la manera de conectar con la Luz del Creador es despertar un fuerte deseo de estar conectado. Al despertar un deseo por estar conectados con la Luz del Creador tanto a través de realizar el trabajo espiritual como a través del deseo de trabajo espiritual, una persona usa el alma en lugar del cuerpo y lo espiritual sobre lo físico, y por consiguiente debe llegar al estado que Rav Áshlag llama devekut: la unificación de nuestra alma a través de nuestro trabajo espiritual y la eliminación del ego. La persona luego se eleva a un estado en el que el mundo entero está por debajo de ella y el trabajo espiritual está por encima. Llega a un estado en el que hace lo que quiere en este mundo. Llega a un estado superior.

Luego Rav Avraham Azulái profundiza un poco más. ¿Qué dirige a este mundo? El concepto de los ángeles, del cual hablan los kabbalistas y el Zóhar. ¿Qué hace que el Sol salga en las mañanas y que los océanos fluyan? Los ángeles por los que son controlados. Una persona que hace el trabajo espiritual como debe ser hecho y alcanza este nivel de conexión con la Luz del Creador, llega a un estado por encima de los ángeles; entonces puede decirles a los ángeles y, por ende, a la naturaleza, qué hacer. Debido a que una persona que realmente hace el trabajo espiritual al final llega a un estado en el que está por encima de los ángeles. Los ángeles controlan la naturaleza, pero podemos llegar a un estado en el que lo ángeles están literalmente en nuestras manos, tal y como Rav Avraham Azulái explica, para decirles qué hacer. Y este, según él, es el secreto de cómo podemos crear milagros. Además, también es la manera en la que, finalmente, Mashíaj vendrá y la oscuridad será eliminada de este mundo porque cuando una cantidad suficiente de nosotros llegue al estado por encima del Ángel de la Muerte, por encima de los ángeles negativos, entonces podremos decirles: “Tienen que detenerse. No pueden continuar creando esta negatividad. No pueden seguir causando esta muerte”.

Entendamos lo que Rav Avraham Azulái nos dice y por qué es tan importante tener esta conciencia durante este tiempo. Los kabbalistas enseñan que el mes de Nisán, el mes actual, es el momento en el que los ángeles son reubicados en su lugar y se les da la Luz y la capacidad de hacer el trabajo durante el año; el ángel del océano recibe su trabajo nuevamente, los ángeles de la Luna y el Sol recuperan su posición otra vez y así sucesivamente.

Por lo tanto, ¿qué debemos pedir? Debemos pedir al menos tener la posibilidad de llegar a un estado en el que estemos por encima de los ángeles. Porque, de nuevo, tal y como Rav Avraham Azulái dice, este es el secreto de los milagros. Cuando un individuo se desarrolla y crece tanto como para llegar a un estado por encima de los ángeles, entonces puede decirles a los ángeles de la enfermedad, los desafíos y la dificultad que se vayan. De acuerdo a lo que enseñan los kabbalistas, este es el momento en el que los ángeles son puestos en su sitio y, en concecuencia, el momento en el que tenemos que pedir al menos tener el potencial, a través de nuestro trabajo espiritual este año, para elevarnos por encima de ellos y, por ende, ser capaces de controlarlos.

Al preguntarnos qué tan lejos estamos de alcanzar ese nivel de conexión con la Luz del Creador en el que estamos totalmente por encima de los ángeles, debemos saber que no estamos en una situación de todo o nada, no se trata de que estemos aquí o allá. Es un proceso. Si somos sinceros con nosotros mismos, sabremos que no es posible salir de este Shabat y estar completamente por encima de todos los ángeles. Por lo tanto, lo que pedimos en Shabat Vayikrá son dos cosas. En primer lugar, en este tiempo en el que los ángeles que controlan la naturaleza están siendo ubicados en su puesto, pedimos recibir al menos el potencial de ser capaces de, ultimadamente, estar por encima de ellos y controlarlos.

Y en segundo lugar, que debería ocurrir ahora, está recibir un poco más de control sobre ellos del que teníamos antes. Quizá no influyamos en ellos el 100% del tiempo, pero tal vez un 10% o hasta 15% del tiempo. Cada uno de nosotros está en un estado diferente, un nivel diferente, y tenemos que recordar que la razón por la que nuestra alma está en el mundo, el propósito de nuestro trabajo espiritual, es llegar a ese estado en el que, según dice Rav Avraham Azulái, estamos por encima y tenemos a esos ángeles bajo nuestro control. A eso debemos llegar en algún momento, y esa Luz y conciencia brillan justo ahora.

Sin embargo, sabemos que, para ser sinceros, aún no estamos allí y no es posible que salgamos de este Shabat con la totalidad de ese regalo… pero podemos pedir un poco más de control. Otra vez, quizá no podamos regir sobre cada uno de los ángeles o la totalidad de la naturaleza. Pero podemos pedir que se nos dé un poco más de control sobre la naturaleza, algo que definitivamente podemos obtener en este Shabat.

Esto es lo que está disponible, y creo y espero que para la mayoría de nosotros sea una emocionante posibilidad. Como dijimos, tenemos que tener la conciencia del lugar a donde necesitamos llegar a la larga, el estado en el que Avraham Azulái dice que tenemos control total y estamos por encima de los ángeles y les decimos qué hacer. Ese es el nivel de lo que llamamos Mashíaj, el nivel del Guemar HaTikún, el Final de la Corrección. Pero lo que nos interesa pedir en Shabat Vayikrá, y es algo que está definitivamente disponible para cada uno de nosotros, es que mientras los ángeles están siendo reincorporados, nosotros también recibamos un poco más de control sobre ellos.

La Luz del Creador nos quiere dar este regalo, pero tenemos que estar conscientes de él y pedirlo. En Shabat Vayikrá, a través de nuestra conexión, conciencia y deseo de obtener un poco más de ese control, tenemos la oportunidad de acercarnos un poco al estado final que nuestra alma vino a alcanzar en este mundo.


Comentarios 6