Nuestro tesoro interior

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Nuestro tesoro interior

Karen Berg
Mayo 29, 2022
Me gusta 12 Compartir Comentarios 3

Bienvenidos a la Luna Nueva de Géminis. Después de pasar por la pesadez del mes pasado, le damos la bienvenida a la levedad que este nuevo mes de Géminis puede ofrecernos. Este es el tercer mes del año astrológico, lo cual nos insinúa su poder y regalos especiales. Géminis es representado por los gemelos. Sabemos que la imagen de la constelación que representa a cada signo nos da conocimientos sobre las cualidades internas y secretos del mes. Cuando pienso en gemelos, recuerdo a los dos querubines de oro que fueron situados sobre el Arca del Pacto. El Arca es la morada física de las tablas de piedra en las que fueron grabados los Diez Enunciados. Los Diez Enunciados son nuestro manual espiritual para la vida que nos fue dado por el Creador durante este mes de Géminis. La Torá dice: “Los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio”. Los querubines eran ángeles gemelos dorados e idénticos que estaban perpetuamente sobre uno de los artículos más santos de toda la historia. Estos ángeles gemelos eran distintos, pero iguales. Eran dos entidades diferentes, pero también el reflejo uno del otro. Los ángeles nos revelan un secreto sobre nosotros mismos. Nosotros también tenemos un gemelo, un reflejo. Su identidad es revelada al inicio de la Torá cuando dice: “Dios creó al hombre a Su imagen y semejanza”. Somos los hijos del Creador y, por lo tanto, cada uno de nosotros fue hecho a imagen y semejanza de Él. Cada uno de nosotros tiene el “gen de Dios” en su interior. En efecto, el Creador está dentro de cada uno de nosotros.

De muchas maneras, somos un gemelo del Creador. Sabemos que nuestro cuerpo abarca las diez dimensiones conocidas como Sefirot. Cada parte del cuerpo refleja y se corresponde con los diferentes compartimientos de energía en los Mundos Superiores. Somos un microcosmos del universo. El mes de Géminis, o mes de los “gemelos”, nos revela el secreto que ha estado oculto por mucho tiempo: un generador de potencial nos espera en nuestro interior. La energía del Creador es nuestra esencia y nosotros también tenemos la capacidad para crear milagros y atraer bendiciones una vez que nos conectamos con la Fuerza de Luz del Creador que tenemos en nuestro interior. El mes de Géminis llega para recordarnos la verdadera identidad que nos dieron por medio divino. Nos recuerda la necesidad urgente de despertar este “gen de Dios”. ¿Acaso no hay corazones rotos, estómagos hambrientos y lágrimas derramadas en este mundo? ¿Acaso faltan personas que necesitan cuidado? Cuando actuamos de modo amoroso, generoso y atento, activamos al Creador interior. El Creador es un sustentador, cuando sustentamos a los demás nos conectamos con Su energía y bendiciones. Ya que cuando damos, en realidad nosotros somos quienes recibimos.

La gente nacida bajo la influencia de Géminis es inteligente. Son intelectuales que buscan y absorben información a alta velocidad. Son conocidos por ser excelentes comunicadores. Pero estas cualidades sólo tocan la superficie del potencial y el espíritu de Géminis. El planeta regente de Géminis es Mercurio. Mercurio está relacionado tanto con la comunicación en el mundo físico como con la integración de la dimensión física y la espiritual. Comenzamos a ver todos los elementos que están en acción durante este mes para motivarnos a reconocer qué y quién somos realmente. Al igual que un heredero perdido que se reencuentra con su reino, este mes descubrimos el tesoro que nos espera. Un tesoro que es nuestra herencia divina.

El mes de Géminis es un tiempo para formar uniones duraderas (como matrimonios) y es apropiado para meditar sobre las maneras en las que podemos integrar a los “gemelos” del mundo físico y del espiritual que viven en todos nosotros. Es un tiempo para que desarrollemos una relación más profunda con nosotros mismos a fin de revelar al Creador que llevamos por dentro, que quizá ni siquiera sabíamos que existía. Con la ayuda del cuerpo celeste de Mercurio y la constelación de Géminis, nos arriesgamos a ir más allá de un nivel superficial y somos capaces de tener un contacto y comunicarnos con el Creador en nuestro interior. Una vez que despertemos esta chispa de Dios de nuestro interior, lograremos comenzar a tomar el control de nuestros destinos y realidades. La Kabbalah enseña que no fue el Creador quien dividió el Mar Rojo: el pueblo lo hizo. Este mes, el cosmos nos invita finalmente a profundizar más para descubrir el tesoro oculto en el interior. El mundo está esperando. El mundo necesita que todos le ofrezcamos los regalos especiales y el amor único que nacimos para dar. Emprender el viaje de ser como Dios es siempre para nuestro propio beneficio; el hecho de que los demás también se beneficien es tan sólo un maravilloso valor añadido.

Recuerdo la historia del hombre a la deriva en el mar. Oró al Creador para ser rescatado. Primero llegó un bote que rechazó, declaró que estaba esperando a que Dios lo salvara. Luego pasó un avión que también rechazó porque estaba seguro de que el Creador iría a salvarlo. No obstante, al final murió. Cuando llegó a los Mundos Superiores y se encontró con el Creador, le preguntó: “¿Dónde estabas? Morí en ese mar. Oré para que me salvaras”. A lo que el Creador respondió: “Nunca te abandoné. ¿Quién crees que te envió el bote y el avión?”.

Que en este mes todos nos demos cuenta de que esta composición divina es algo que tenemos en común con cada alma en la Tierra. De verdad todos somos hermanos y hermanas, hijos del mismo Padre. En nuestras manos tenemos el poder para cambiar el mundo, nuestra vida y ser como el Creador para los demás. De este modo, cuando ayudamos a los demás, sabemos que es como si ayudáramos al mismísimo Creador.


Comentarios 3