Bajo la luz de la Luna canceriana

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Bajo la luz de la Luna canceriana

Monica Berg
Julio 4, 2022
Me gusta 7 Compartir Comentarios

La Luna inspira a los lobos a aullar, a las mareas a subir y a los amantes a bailar bajo su luz plateada. Este misterioso e hipnotizante orbe ha sido objeto de investigación y fascinación para científicos, poetas y narradores desde el principio de la existencia humana. Y durante este mes de Cáncer (Tamuz en hebreo), podemos conectarnos con su energía luminosa de forma más directa que en cualquier otro momento del año.

Esto se debe a que Cáncer —representado por el cangrejo— es el único signo del Zodíaco regido por la Luna. Y, debido a que Cáncer es también un signo de agua, la influencia cósmica es todavía más poderosa. Dos veces al día, las mareas de todos los grandes cuerpos de agua de nuestro planeta son dirigidos por la atracción gravitatoria de la Luna. En algunos lugares, la marea puede moverse solo unos pocos centímetros; en otros, ¡puede subir o retroceder 15 metros o más! Del mismo modo, los cambios emocionales que experimentamos este mes, para bien o para mal, pueden ser profundos y determinantes, incluso para la vida.

¡La buena noticia es que esta fluctuación cósmica presenta oportunidades increíbles de crecimiento personal! Las emociones son como un barómetro interno que indica nuestro “estado del ser”. Y, con demasiada frecuencia, decidimos ignorarlas o hacerlas pasar por irracionales o intrascendentes. ¡Esto es perdernos de una oportunidad! Nuestros sentimientos más profundos tienen la función de guiarnos. Sacan a la luz nuestras verdades interiores. Y seguirán saliendo a la luz, aunque saquemos la escoba y tratemos de esconderlos bajo la alfombra.

Cuando verdaderamente escuchamos nuestras emociones, sintonizamos con la cualidad más importante que podemos cultivar: la cualidad del DESEO. ¡Para los kabbalistas, el deseo es un impulso clave que nos hace avanzar en nuestras vidas!

La Kabbalah enseña que el mundo de los sentidos comprende solo el 5 % de lo que existe. El otro 95 % está oculto, muy parecido al lado oscuro de la Luna. Todos hemos oído hablar de tomar las cosas por su “valor nominal”, lo que puede llevarnos por el camino equivocado, al igual que la cara que algunos ven en la Luna no cuenta toda la historia. Por eso es importante mirar más allá de lo que nos dicen nuestros sentidos; ya sea en el comportamiento de una persona, en un trabajo actual, en una dinámica personal o en cualquier otro aspecto de nuestra vida. Tomarse el tiempo para reunir información y comprender el panorama completo puede guiarnos a tomar las decisiones correctas con mayor claridad.

Pasar por alto las verdades ocultas también puede llevarnos a juzgar, una trampa común durante el mes de Cáncer. Dicho esto, ¡dentro de cada desafío hay una oportunidad! Una vez más, la clave es entrar en contacto con uno mismo. Convierte esa charla negativa que tienes contigo mismo o los pensamientos negativos en afirmaciones positivas. Y cuanto menos te juzgues a ti mismo, menos juzgarás a los demás. Este es un momento ideal para meditar, tomar una clase de espiritualidad o practicar la autoexploración a través del arte, escribir un diario u otras vías de expresión. Mejor aún, canaliza esa creciente conciencia de ti mismo para mejorar la vida de los demás. Ayuda a alguien que lo necesite. Conéctate con tu comunidad de nuevas maneras. Tal y como sugería Rav Berg: ¡somos lo que compartimos!

Este mes, tómate un momento para centrarte. Luego pregúntate: ¿Qué es lo que REALMENTE quiero?

Si no lo sabes, haz que tu misión sea averiguarlo. Explora más tus sentimientos. Atrévete a más. Indaga más (¡eso es lo que mejor hacen los cangrejos!). ¡Ten presente que eres digno de felicidad y plenitud! Y cuando en efecto descubras tu deseo más profundo, ¡sal de tu caparazón y da un paso para hacerlo realidad!

Puede que miremos la Luna con asombro y admiración, pero recuerda que ese brillo resplandeciente es un reflejo del Sol. La Luz que compartimos funciona de la misma manera. Cuanto más nos conozcamos y comprendamos a nosotros mismos, más autenticidad irradiaremos al mundo. Al igual que las estrellas, brillamos en esos espacios sombríos… hasta que el mundo entero empiece a brillar como la Luna llena en una noche oscura.


Comentarios