Cómo elevarnos a nivel espiritual

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Cómo elevarnos a nivel espiritual

Michael Berg
Marzo 16, 2022
Me gusta 17 Compartir Comentarios 7

La porción Tsav comienza con el versículo: “El Eterno habló a Moshé para decir: ‘Ordena a Aharón y sus hijos diciendo: Esta es la ley de la ofrenda quemada…’”. En apariencia, toda esta sección solo trata leyes muy técnicas sobre el proceso para realizar un sacrificio. Sin embargo, sabemos que cada sección de la Torá tiene una lección para enseñarnos sobre nuestro trabajo espiritual. Y, a menudo, mientras más difícil de encontrar sea la lección, más profunda es. Personalmente, siempre es muy emocionante para mí, después de profundizar en un versículo y leer de las enseñanzas de grandes kabbalistas, ver de repente todo un nuevo y hermoso entendimiento en una sección determinada.

"Cada sección de la Torá tiene una lección”.

Una de esas enseñanzas viene de Rav Avraham Yehoshúa Heshel de Apta, que explica este versículo en su libro Ohev Yisrael. Rav Heshel nos dice que si bien olá es la palabra usada para “ofrenda quemada”, su significado literal es: “ascender”. Por lo tanto, explica que este versículo y sección en realidad nos enseñan a ser una olá, es decir, nos muestra cómo elevarnos y qué hacer para que nuestra alma ascienda y se conecte con la Luz del Creador.

¿Cómo hacemos esto? Rav Heshel explica que la mejor manera de alcanzar este nivel de elevación es ver nuestra propia raíz y fuente espiritual. Escribe en su libro: “Tus ojos deben mirar por delante de ti”, lo cual significa que siempre debemos recordar nuestra fuente. La palabra hebrea usada para la frase “por delante de ti” es nojaj, la cual es un acrónimo en hebreo para nishmat col jai: “el alma de todo lo que vive”, para referirse a la fuente del alma de una persona. Además, la palabra nojaj es numéricamente equivalente a la palabra mazalá, y los kabbalistas explican que dicha palabra es la fuente espiritual que todos tenemos. Para explicar un poco mejor qué es mazalá, los sabios escriben que a menudo, cuando nos asustamos sin razón aparente, quizá es debido a que sentimos las cosas negativas que ocurren a nuestro alrededor y que, aunque nuestros ojos físicos no las vean, nuestra mazalá sí.

"Toda persona tiene una fuente celestial con la que está conectada siempre”.

Toda persona tiene una fuente celestial con la que está conectada siempre. Y es a través de dicha fuente, o mazalá, que recibimos nuestra Luz espiritual. Es hermoso e importante saber que la conexión con nuestra mazalá personal es constante; ya sea que realicemos acciones positivas o negativas, nunca se rompe dicha conexión. Así pues, entender que siempre tenemos nuestra propia mazalá, o conexión con nuestra fuente, debería ayudarnos a elevarnos a nivel espiritual. ¿Por qué? Porque reconocer y recordar que siempre estamos conectados con los Mundos Celestiales y con la Luz del Creador puede ayudar a abstenernos de realizar acciones negativas. Si una persona está consciente de su mazalá, se eleva cada vez más alto hasta estar completamente unido al Creador.

Asimismo, el Ohev Yisrael nos dice que en la primera frase de la porción Tsav dice: “Esta es la ley de la ofrenda quemada”, la palabra hebrea para “esta” es zot, y se refiere a mazalá. A través de esto, nos damos cuenta de que la belleza y la sabiduría que este versículo comparte con nosotros es que la ley para volvernos olá, espiritualmente elevados, consiste en entender que tenemos una conexión constante con los Mundos Celestiales y la Luz del Creador. Esta es una lección importante que debemos recordar, no solo durante Shabat Tsav, sino siempre.

 


Comentarios 7