¿Cómo puedo vivir con más audacia? Tres características de las personas audaces

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

¿Cómo puedo vivir con más audacia? Tres características de las personas audaces

Adaptado del pódcast de Sed Espiritual de Monica y Michael Berg. Escúchalo y subscríbete aquí.
Abril 25, 2022
Me gusta 17 Compartir Comentarios 2

Harriet Tubman guió a esclavos hacia la libertad; Rosa Parks se negó a entregar su asiento en el autobús; Ana Frank se escondió de los nazis. Lo que todas estas personas notables tienen en común es el deseo de servir a alguien, una misión o una causa más allá de sí mismos, que superó cualquier temor. Cada una de ellas se enfrentó a grandes desafíos, incluso a la amenaza de muerte, y de igual manera actuaron de forma altruista.

La historia la hacen las personas que viven con audacia, pero no está reservada para los héroes de los libros de historia. Cada uno de nosotros está destinado a vivir una vida audaz y significativa. Vivir con audacia es la diferencia entre lograr cosas buenas y lograr cosas grandes.

He aquí tres rasgos que poseen las personas audaces que pueden inspirarnos a todos a vivir con más audacia:

1. Las personas audaces no tienen miedo de salir de su comodidad.

Vivir con audacia significa vivir en sintonía con el propósito de nuestra alma, y este no es un camino fácil de recorrer. Implica que nos enfrentemos constantemente a desafíos, miedos y obstáculos cada día. La alternativa es una vida segura, cómoda y que no está mal, pero tampoco es genial. Ese estilo de vida no traerá felicidad verdadera ni te llevará a descubrir el propósito de tu alma.

La gente a menudo no sabe por qué se siente infeliz o insatisfecha. Muchas veces se debe a que el alma sabe lo que quizá no sepamos conscientemente: que no estamos viviendo alineados con el propósito por el que vino a este mundo. Estamos destinados a crecer, cambiar y superar desafíos increíbles. A menos que nos enfrentemos activamente a nuestros miedos y pasemos por lo que nos hace sentir incómodos, no estamos viviendo la mejor versión de nuestra vida.

No evites las cosas difíciles. Para vivir realmente una vida plena es necesario hacer cosas difíciles. Sal de tu zona de confort y enfréntate a tus retos y miedos de frente.

2. Las personas audaces no tienen miedo a la oposición.

Cuando haces grandes cosas en el mundo, habrá obstáculos, oposición y competencia. Cuanto más te expongas, más te atacarán, rechazarán y criticarán, aun cuando no sea justo. No todo el mundo te apoyará, ¡y eso es válido! Necesitamos tener esas experiencias difíciles para saber de qué estamos hechos e impulsarnos.

Si vives la vida bajo tus propios términos, expresas lo que sientes y te pones a ti mismo como prioridad, algunas personas tendrán problemas contigo. Si todo el mundo está contento contigo todo el tiempo, probablemente no te estés esforzando lo suficiente. No dejes que las críticas de los demás te desvíen. Aquellos que no pueden verte por quién eres o qué eres probablemente no deberían tener mucho espacio en tu mente.

3. Las personas audaces saben que importan.

Tu alma sabe que vino a este mundo para hacer cosas muy importantes que solo tú puedes lograr. A menos que descubras eso y vivas esa verdad, tu alma no estará satisfecha, sin importar el éxito que tengas.

Nos consideramos mucho más pequeños que nuestro potencial. El mundo necesita tu Luz única. Ten presente que nadie más puede hacer lo que tu alma vino a hacer a este mundo. Recuerda cada mañana que hay una necesidad de lo que tu alma puede aportar a este mundo y que eres mucho más grande de lo que te consideras a ti mismo.

Cada día nos presenta oportunidades para vivir con audacia, desde las pequeñas interacciones hasta las grandes decisiones.

Tanto si se trata de hacer amistad con el chico menos popular de la escuela a riesgo de tu propia reputación, como de seguir una carrera alineada con el deseo de tu alma en lugar del de tus padres, mudarte a un lugar completamente distinto y acoger todas las nuevas experiencias, invitar a alguien a salir, pedir un ascenso o un aumento de sueldo, o simplemente de defenderte a ti mismo, aprovecha cada oportunidad para vivir con audacia. Busca maneras de invertir más esfuerzo y energía en todos los ámbitos de la vida. Solo entonces podrás estar seguro de que estás logrando lo que tu alma vino a hacer en este mundo y que estás experimentando la vida de la forma más enriquecedora y plena posible.


Comentarios 2