¿Cómo puedo ser más proactivo? Tres consejos para resistirnos a la pereza

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

¿Cómo puedo ser más proactivo? Tres consejos para resistirnos a la pereza

Adaptado del pódcast de Sed Espiritual de Monica y Michael Berg. Escúchalo y subscríbete aquí.
Junio 27, 2022
Me gusta 23 Compartir Comentarios 4

Hay un chiste que dice: “¿Por qué todo el mundo se queja de los vagos? ¡No han hecho nada!”. Aunque podamos pensar que la pereza es “no hacer nada”, en realidad puede tener un efecto muy perjudicial en nosotros espiritualmente.

La sabiduría de la Kabbalah enseña que la pereza es parte de nuestra naturaleza humana, y a fin de que podamos alcanzar el propósito de nuestra alma, tenemos que luchar constantemente contra ese aspecto de nuestro ser. Con el tiempo, si una persona permite que la pereza se infiltre, no solo dificulta lograr su propósito en la vida, sino que también crea una capa de pesadez sobre todo en su vida. Al luchar contra la pereza, hacemos que la vida sea mucho más satisfactoria y esté llena de bendiciones.

He aquí tres consejos para resistir la pereza y ser más proactivos:

1. No dejes las acciones positivas para mañana, hazlas inmediatamente.

¿Alguna vez has pensado en algo positivo que querías hacer pero has decidido esperar? Luego, al día siguiente, de pronto no parece tan importante o necesario. Es posible que tengas dudas y decidas no actuar.

El problema de dejar las cosas para mañana es que, a medida que pasa el tiempo, la energía de nuestras acciones positivas se opaca cada vez más. Hay fuerzas negativas que trabajan en contra de nosotros. Si esperas hasta mañana para realizar una acción poderosa, esta se volverá más difícil, en formas que tal vez no puedas ver. Incluso si logras hacer la acción, tendrá un impacto menor debido a estas fuerzas negativas.

Si piensas en una buena acción que puedes realizar, no esperes. Pasa a la acción inmediatamente. Esto garantiza la menor resistencia y el mayor impacto.

2. Cuando realices una acción positiva, acelera tu ritmo.

Si sientes que te falta deseo en algún área, ya sea en el trabajo o las relaciones, esfuérzate en hacer las cosas más rápido. Esforzarnos por actuar con rapidez despierta deseos positivos cada vez mayores, que nos ayudan a impulsarnos hacia delante. Si te diriges a hacer una buena acción, intenta caminar más rápido. Si has empezado algo importante, termínalo tan pronto como puedas. Solo esa acción de acelerar el paso aportará grandes beneficios.

Desde luego, algunas cosas requieren un proceso más largo. Actuar con rapidez no significa apresurarse o hacer un trabajo deficiente. Tómate el tiempo que sea necesario, pero no arrastres los pies.

3. Programa tiempo de inactividad para descansar y recuperarte.

Ser proactivo y trabajar con rapidez no significa agotarse y quedar exhausto. Es importante tener tiempo para que tu mente descanse a fin de que otras ideas creativas puedan venir a ti. Programa tiempo para desconectarte de todo y simplemente ser; ya sea meditación, reflexión tranquila o relajación. Eso no es pereza, es permitirte acumular la energía que necesitas para afrontar las cosas importantes. No podemos dar lo mejor de nosotros sin un equilibrio entre el trabajo y el descanso.

Cada persona tiene que luchar contra su pereza para poder alcanzar sus mayores bendiciones. Esta es una verdad fundamental para poder experimentar la vida como estamos destinados a hacerlo y cumplir el propósito de nuestra alma. Piensa en la semana que transcurrió: ¿cuáles fueron las decisiones que tomaste o no tomaste debido a la pereza? ¿Cuáles son las veces que deberías haber dicho sí en lugar de no? Nunca es demasiado tarde. Ponle energía inmediatamente.


Comentarios 4