Crecer al andar

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Crecer al andar

Monica Berg
Junio 17, 2024
Me gusta 5 Comentarios 1 Compartir

No estarás solo
Estoy incompleto, me queda mucho por aprender
No sé cómo corre este río
Pero me gustaría estar acompañado en cada peripecia
Oh, ¿quién dijo que es verdad
Que solo se crece por cuenta propia?
No nos conoce ni a ti ni a mí

Esa es la letra de la canción “Grow As We Go”, escrita e interpretada por Ben Platt, quien es estrella de Broadway, actor y músico. La letra es tan sensible como hermosa. Todos quieren a alguien con quien crecer y, a su vez, alguien que quiera crecer con ellos. Pero ¿qué significa eso realmente? ¿Cómo se puede “crecer juntos” semana tras semana, año tras año? 

Crecer individualmente parece claro. Es una obviedad para algunos de nosotros. Si bien la individualidad y el crecimiento personal son muy importantes, es igual de importante recordar que las relaciones son entidades dinámicas que también requieren ese mismo cuidado y desarrollo. El crecimiento en una relación ocurre cuando ambas partes se comprometen a evolucionar juntos. 

He aquí algunas formas en que el crecimiento se puede presentar en una relación semanalmente o incluso a diario.

Abre tu corazón

En nuestra búsqueda de superación personal, a menudo pasamos por alto el poder de abrir nuestro corazón; ese tierno espacio de matices donde nada es blanco o negro, donde somos imperfectos, inseguros o cualquier otro estado del ser que preferiríamos no mostrar a nadie. Al abrirnos y compartir estos aspectos de nosotros mismos, generamos conexiones más profundas. Para las parejas, esto significa crear un espacio seguro donde ambas partes puedan expresar sus miedos, sueños e inseguridades sin ser juzgados. Dedica tiempo cada semana a una “sesión para abrir el corazón” en la que tu pareja y tú compartan algo que les esté dando vueltas en la cabeza. Esta práctica no solo genera confianza, sino que también profundiza su intimidad emocional. Recuerda: el crecimiento comienza cuando salimos de nuestra comodidad y nos exponemos de verdad.

Hagan algo nuevo juntos

Ser nuevos en algo juntos puede ser una forma increíble y activa de conocerse mutuamente de maneras igual de novedosas. No solo le da a cada uno una nueva perspectiva del otro y de la relación, sino que también les ayuda a sacudir cualquier rutina y patrón inconsciente. Tomar una clase de cocina juntos, unirse a un club de lectura (¡o crear uno solo para ustedes dos!), participar en un taller o aprender un nuevo idioma son formas inspiradoras de abrir nuevas vías de conexión. 

Cultiven una visión compartida

Para crecer juntos, hay que saber a dónde quieren ir juntos. Una visión compartida es el pegamento que une a una pareja, ya que da un sentido de propósito y dirección. Tener metas y aspiraciones en común crea un marco para el apoyo mutuo y el crecimiento. Esto no significa que tengan que compartir todas las ambiciones, sino que encuentren puntos en común en sus valores y objetivos a largo plazo.

Tómate el tiempo para sentarte con tu pareja y conversar sobre los objetivos individuales y cómo pueden apoyarse mutuamente para alcanzarlos. Luego, crea una tabla de visualización o un plan escrito que describa sus objetivos compartidos para el futuro. Esto podría incluir cualquier cosa, desde aspiraciones financieras hasta grandes planes de viaje o actividades profesionales como escribir un libro o iniciar un negocio. Revisen y actualicen la visualización con regularidad para asegurarse de que ambos estén alineados y motivados. Lo más importante es que no olviden celebrar sus manifestaciones.

Crecer juntos como pareja es un viaje continuo que requiere dedicación, empatía y voluntad de evolucionar. Volviendo a la letra de Ben Platt “estoy incompleto, me queda mucho por aprender”, es al acoger este tipo de vulnerabilidad con nuestra pareja que podemos fomentar una relación que no solo sea resiliente sino también profundamente satisfactoria. Recuerda: el viaje de crecimiento no es un destino, sino un proceso continuo de aprendizaje y evolución juntos. El amor no se trata de ser la pareja perfecta o ser perfecto de ninguna manera, sino de crecer y transformarse, y disfrutar de ese proceso con alguien que camina a tu lado, apoyándose mutuamente en el camino. Te darás cuenta de que estás creciendo al andar.


Comentarios 1