Concentrar nuestros ojos y corazón

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Concentrar nuestros ojos y corazón

Michael Berg
Diciembre 26, 2018
Me gusta 1 Compartir Comentarios

La porción Shemot cuenta la famosa historia del nacimiento de Moshé, su llegada a la casa del Faraón y cómo al final fue elegido para ser quien guiaría a los israelitas para salir del exilio. Por lo tanto, esta porción nos enseña sobre liderazgo y revela una herramienta muy importante que Moshé usó para convertirse en quien sacaría a los israelitas del exilio, una herramienta de la que todos podemos aprender.

"Moshé nos enseña con esto una de las lecciones espirituales más importantes."

En la vida todos somos líderes con diferentes esferas de liderazgo, eso quiere decir que cada uno de nosotros tiene la capacidad de enseñar o ayudar a distintas cantidades de personas. Al entender esto, nos damos cuenta de lo importante que es desarrollar nuestras propias habilidades de liderazgo. Una poderosa manera de hacerlo es estudiar a Moshé, uno de los más grandes líderes.

Así pues, la porción Shemot dice: “Crecido ya Moshé, salió a donde sus hermanos y vio sus sufrimientos…”. El Midrash explica que Moshé no se quedó viendo simplemente el sufrimiento de su gente; más bien salió específicamente para ver su sufrimiento y “fijó sus ojos y corazón para sufrir por ellos”. Lo que nos dice el Midrash aquí es que Moshé sabía de la dificultad que afectaba constantemente a sus hermanos, y también sentía su dolor. Pero si ese era el caso, entonces ¿por qué sintió la necesidad de salir a ver lo que ocurría y concentrar sus ojos y corazón en sentir el dolor?

"No es suficiente saber sobre el dolor que hay en este mundo."

Moshé nos enseña con esto una de las lecciones espirituales más importantes. Quienes estamos involucrados en trabajo espiritual sabemos que gran parte de nuestro crecimiento depende de cuánto nos esforzamos por ayudar a los demás, tanto espiritual como físicamente. Pero la verdad es que la mayoría nos quedamos muy cortos en esta área. Somos conscientes de que hay dolor y sufrimiento alrededor del mundo, y sabemos que al revelar más Luz del Creador en el mundo, a través del trabajo espiritual, podemos eliminar una parte de la oscuridad que lo provoca. Sin embargo, a pesar de todo este entendimiento no nos motivamos lo suficiente a hacer lo posible por eliminar una parte del dolor y el sufrimiento que hay en el mundo.

Moshé nos muestra en esta porción que no es suficiente saber sobre el dolor que hay en este mundo; tenemos que concentrar verdaderamente nuestros ojos y corazón en ello. Nuestro Deseo de Recibir para Sí Mismo, el cual no nos permitirá levantar ni un dedo si no es en nuestro beneficio, es tan fuerte que ni siquiera nuestra conciencia sobre el dolor nos ayudará a romper nuestra naturaleza y salir a ayudar a los demás por completo. Por eso, debemos recordar constantemente concentrar nuestros ojos y corazón en el dolor; al hacerlo, quizá podamos romper nuestro ego y motivarnos a ayudar a los demás. Esta es una lección muy importante.

Si seguimos el ejemplo de Moshé podremos sentir realmente el dolor de los demás, lo que nos motivará a salir de nuestra zona de confort y compartir de verdad. Y en Shabat Shemot podemos pedir, y recibir, su ayuda para concentrar nuestros ojos y corazón en el dolor y sufrimiento del mundo.


Comentarios