Completa unificación con La Luz del Creador

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Completa unificación con La Luz del Creador

Michael Berg
Abril 23, 2023
Me gusta 56 Comentarios 7 Compartir

El Shabat de Ajarei Mot-Kedoshim, porciones que por lo general son leídas juntas excepto en año bisiesto en el calendario kabbalístico, es un Shabat de Luz y júbilo sobrecogedores.

El Zóhar establece que cuando los estudiantes de Rav Shimón bar Yojái llegaban al Shabat de Kedoshim, se llenaban con un júbilo sin comparación a otro Shabat del año. Así que, incluso antes de que podamos comenzar a entender los regalos que se nos otorgan en esta semana, necesitamos estar conscientes de que tiene lugar algo tremendamente excepcional.

La lectura de Ajarei Mot comienza con: “El Creador habló a Moisés ajarei mot(después de la muerte)  de los dos hijos de Aaron”, Nadab y Avihu. Como hablamos durante la porción de Shminí, si observas las muertes de Nadab y Avihu en un nivel literal, no parece ser alegre; sin embargo, cuando profundizamos en esto entendemos por qué es, de hecho, una ocasión de júbilo.

También hablamos sobre la muerte de Rav Akivá. Mientras los romanos le quitaban la piel con cepillos de metal, uno de sus estudiantes se acercó a él y llorando le dijo: “No podemos soportarlo ¿Cómo puede ocurrir esto?” ante lo que Rav Akivá les recordó que en la oración del Shemá dice que debemos sentir amor hacia el Creador incluso si Él toma nuestra alma, y que: “este verso me ha causado dolor toda mi vida y ahora que tengo la oportunidad de vivir sus palabras, quiero aferrarme a él”. El Midrash nos dice que mientras Rav Akivá terminaba de recitar el Shemá, culminando con la palabra Ejad, que significa “uno” o “unidad”, su alma dejó su cuerpo.

Rav Israel de Regin explica que cuando recitamos el Shemá en la mañana y en la noche, se supone que alcancemos el nivel de devekut (completa unión) de nuestra alma con la Luz del Creador. Rav Akivá alcanzó este nivel de devekut de manera absoluta. Cuando recitaba el Shemá cada mañana y cada noche, él llegaba al punto en el que su alma quería dejar su cuerpo porque había alcanzado completa unificación con el Creador; su alma no deseaba permanecer en su cuerpo, pero él sabía que todavía tenía trabajo por hacer  en este mundo, así que no permitía que su alma se fuera.

Pero cuando Rav Akivá vio que los romanos acabarían con su cuerpo de todos modos, él dijo: “Ya no tengo que detener a mi alma para que no deje mi cuerpo. Puedo permitirle a mi alma reunirse completamente con la Luz del Creador”. Los romanos no mataron a Rav Akivá, más bien él le permitió a su alma dejar su cuerpo. Y el Zóhar dice que al conectarnos con esta historia, despertamos esta Luz de devekutdentro de nosotros.

El Or HaJaim (Rav Jaim ben Attar, 1696–1743) explica que el nivel de devekut que Rav Akivá alcanzó con el Creador no fue el mismo que experimentaron Nadab y Avihu. A diferencia de Rav Akivá, no era el momento para que ellos alcanzaran esa unificación con la Luz; ellos aún tenían más trabajo que hacer. Sin embargo, ellos mismos decidieron que querían alcanzar ese devekut  en ese lugar y en ese momento. El Or HaJaim nos dice que ellos experimentaron muchos niveles diferentes de amor, placer, dulzura y Luz hasta que fue muy tarde para que sus almas regresasen a sus cuerpos. Lo que Nadab y Avihu experimentaron fue la única cosa real en este mundo, una verdadera conexión con la Luz del Creador. 

"Cuando recitamos el Shemá, se supone que alcancemos la unificación completa de nuestra alma con la Luz del Creador."

Para alguno de nosotros este puede ser un concepto atemorizante o más allá de nuestro nivel de entendimiento, pero este sentido de devekut, completa unificación con la Luz del Creador, ES el propósito de nuestras vidas y el regalo de este Shabat. Tenemos que llegar al nivel de Rav Akivá en el que podemos alcanzar 99 por ciento de devekut con la Luz del Creador y sin embargo, evitar que dejemos nuestro cuerpo, sabiendo que aún tenemos más trabajo por hacer.

No es tampoco una coincidencia que el poder secreto del incienso Ketoret sea también revelado en este Shabat. Se nos dice en el Talmud que cuando Moisés subió al Monte Sinaí a recibir el regalo de la Torá, todos los ángeles también le dieron un obsequio, incluyendo al angel de la muerte, quien le dio el secreto de ketoret. El Zóhar  explica que la palabra ketoret proviene de la palabra hitkashrutatadura, devekut, y tiene el poder de remover las plagas del mundo.

El ketoret era la manifestación física del trabajo espiritual de devekut hecho por Nadab y Avihu. La muerte de ambos creó un puente para la Luz de devekut  en nuestro mundo, y ese puente es el ketoret. De tal modo, el Zóhar nos enseña que cuando recitamos las palabras de la conexión ketoret, conectamos con la Luz que Nadab y Avihu revelaron.

¿Por qué se revela este secreto en este Shabat? Porque es la Luz de completa unificación con el Creador; en la que nos unimos completamente a la Luz del Creador y no hay muerte. El Ángel de la Muerte le dijo a Moisés que a través del poder del ketoret él podía despertar una conexión para el mundo entero al nivel mayor de unificación: Bila Hamavet Lanetzaj, la Remoción de la Muerte. El Rambán también nos dice que finalmente, este es el Shabat en el que podemos alcanzar la inmortalidad física. Piensa en ello, este es el único Shabat llamado Ajarei-Mot, “después de la muerte”. Así que a través de nuestra elevación en el Mundo Superior en este Shabat, alcanzamos el nivel de Ajarei-Mot, de llegar “después de la muerte”, de trabajar hacia alcanzar la inmortalidad física.

Tenemos una tremenda responsabilidad en este Shabat de despertar nuevamente el poder secreto del ketoret, el secreto de Ajarei-Mot, y traer la conciencia de estar por encima de la muerte en el mundo. Pero al mismo tiempo, el Shabat Ajarei Mot/Kedoshim no se trata tanto sobre un entendimiento; más bien es un Shabat sobrecogedor… lleno de amor, júbilo y devekut.


Comentarios 7