Elegir elevarse

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Elegir elevarse

Michael Berg
Marzo 23, 2022
Me gusta 32 Compartir Comentarios 8

En la porción Sheminí, después de dar las leyes de comida kósher que explican que algunos alimentos tienen la capacidad espiritual de hundirnos o de elevarnos, el Creador luego pregunta por qué es importante esta indicación que Él, “la Luz del Creador que los elevó de Egipto”, les da. Hay muchas palabras diferentes en la Torá para referirse a la salida de Egipto; sin embargo, la palabra usada aquí significa específicamente “elevó”. Entonces, ¿Por qué la Torá en la porción Sheminí usa específicamente la palabra que significa “Yo los elevé” y qué debemos recibir de ese secreto en este Shabat?

"Cada uno de nosotros tiene al menos cinco niveles del alma."

Para entender esto, los kabbalistas comienzan citando un versículo de Eclesiastés, del Rey Shlomó. Dice: “¿Quién sabe que el alma del hombre asciende hacia arriba y el alma del animal desciende hacia abajo…?” precisa que hay dos conjuntos de existencia en este mundo. No se refiere literalmente a los humanos y a los animales, sino más bien al alma de cada individuo; hay momentos en los que el individuo se eleva y el alma puede ascender, y hay momentos en los que el animal, o alma básica, hunden al individuo.

Esto se basa en un concepto del que habla ampliamente el Arí, Rav Yitsjak Luria, un concepto que dice que cada uno de nosotros tiene al menos cinco niveles del alma. El nivel más bajo se llama Néfesh HaBehemit, el alma animal. Y las decisiones que tomamos a diario con respecto a ser egoístas o generosos, perseguir nuestros deseos más básicos o los deseos de nuestra alma, determinan si seremos hundidos o elevados. El Rey Shlomó dice que son decisiones a las que no les prestamos atención suficiente porque estas muy a menudo permiten que descendamos a Néfesh, la parte básica de nuestro ser.

"Tenemos la opción de permitir que nuestra alma ascienda."

Los kabbalistas dicen que hay un constante debate entre la parte de nuestra alma que quiere elevarse y la parte que intenta hundirnos. Ya sea que estemos conscientes de ello o no, esta batalla ocurre dentro de nosotros todo el tiempo, y el ganador de la batalla es determinado por nuestras decisiones. Y Shabat Sheminí consiste en la batalla entre esas dos partes. En Shabat Sheminí podemos pedir la fuerza para ganar esa batalla; no obstante, para ganarla tenemos que comenzar a entender que esta batalla existe. Una vez que estemos conscientes de ello, sabemos que cualquier acción que realizamos o decisión que tomamos motivados por el Deseo de Recibir para Sí Mismo, desde nuestro lugar más básico, fortalece la parte de nosotros llamada Néfesh HaBehemit y nos hunde.

Por lo tanto, la próxima vez que tengamos la oportunidad de tomar una decisión, podemos detenernos y preguntarnos qué ocurrirá si elegimos el lado egoísta, porque ahora sabemos que no es simplemente que quizá no estemos haciendo el trabajo espiritual o lo correcto. Si elegimos actuar motivados por nuestra alma animal, en realidad estamos poniendo un peso sobre nosotros que nos hunde aún más, evita que ascienda nuestro aspecto angelical, la parte elevada de nosotros. Así pues, ahora, cuando nos sintamos hundidos sabemos cuál es la razón: nuestra alma, a través de nuestras propias decisiones, le puso peso a Néfesh HaBehemit. Pero tenemos la opción de permitir que nuestra alma ascienda. Y en Shabat Sheminí podemos pedir la ayuda para tener la fuerza de siempre tomar decisiones basadas en nuestra alma elevada, en la parte de nosotros que nos permite ascender.


Comentarios 8