Hijo del Universo

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Hijo del Universo

Karen Berg
Marzo 31, 2022
Me gusta 13 Compartir Comentarios 2

Artículo publicado originalmente para la porción de la semana en el 2017.

Todos somos hijos de Dios. Sin importar a dónde nos lleve nuestro camino individual, todos venimos de la misma Fuente Divina. A nivel del alma, toda la humanidad está conectada. Esta unidad es un cimiento; es la base de nuestra diversidad. Simplemente ser conscientes de eso tiene la capacidad de unir a la gente para revelar la Luz de Dios; quizá más que nunca antes durante este mes.

El Séfer Yetsirá o Libro de la Formación, escrito por Avraham el Patriarca, nos dice que Aries, Nisán, en hebreo, es el primero de los doce meses. Como tal, su Luna Nueva es considerada el primer día del calendario kabbalístico. Se podría pensar que el calendario kabbalístico inicia en Rosh Hashaná, el primer día del mes de Tishrei, pero no es así. Según los kabbalistas, de Nisán a Elul tenemos los que se consideran como “meses masculinos”, un tiempo de acción, y desde Tishrei hasta Adar tenemos los “meses femeninos”, un tiempo de manifestación. Lo que esto significa para nosotros es que Dios, en Su infinita sabiduría, pensó en crear una temporada para todo. Hay una época para cosechar y otra para sembrar, un tiempo para esparcir semillas y otro para recoger los frutos, un tiempo de trabajo duro y un tiempo para disfrutar el producto de nuestra labor. De este modo, podemos ver por qué los kabbalistas no se refieren a Rosh Hashaná como el año nuevo, sino como la “cabeza” del año. Por otro lado, Aries es el nuevo ciclo que inicia. La capacidad para crear un año positivo para nosotros comienza ahora.

Gracias a este conocimiento, podemos comenzar a entender el inmenso poder disponible en esta época. ¡Los primeros días de Aries son el nivel de la semilla de lo que está por venir! Por lo tanto, es esencial que volvamos nuestros pensamientos, palabras y acciones tan positivos como sea posible ahora a fin de crear una experiencia futura más positiva para nosotros.

Por supuesto, esto es más fácil decirlo que hacerlo. Es fácil mantener energía positiva y darla a los demás cuando la vida nos sonríe, pero cuando el universo nos envía un desafío, normalmente la positividad se va. Me gusta dar el ejemplo de apartarnos durante un fin de semana espiritual como parte de un retiro de meditación. Claramente, ¡estaremos llenos de energía positiva mientras estemos allí y quizá hasta cuando regresemos a casa! Pero cuando volvemos a la rutina de nuestra vida —al constructo de nuestras propias decisiones de vida—, en ese momento aparece la verdadera prueba a nuestra espiritualidad. El día a día es el momento en el que las lecciones kármicas aparecen en forma de caos que presenta la situación para nuestro ego. En ese momento se nos da la opción de dejar entrar al ego o de escuchar a nuestra alma.

El mes de Aries nos da una maravillosa herramienta para vivir, en el año entrante, con nuestro ego bajo control y no en control. Ese regalo es la festividad de Pésaj. Tradicionalmente, Pésaj es vista como la conmemoración de la liberación de los israelitas de Egipto, llevada a cabo por Dios en alianza con Moshé. El Zóhar explica esta historia de manera un poco distinta, sin embargo, revela que Pésaj es una ventana de tiempo que nos ofrece la energía para eliminar la esclavitud que nos impone nuestro propio ego. Aries es un tiempo influenciado por el planeta Marte, el planeta de la guerra. En este momento del año, obtenemos la ayuda universal para ir a la guerra y vencer a esa voz en nuestro interior que nos hace pensar sólo en “yo”. Y aunque podamos preguntarnos qué hay de malo en eso, desde un punto de vista kabbalístico sabemos que pensar sólo en nosotros crea una apertura para el caos.

A continuación, leerán algunos consejos para este mes que pueden ayudarnos a gobernar nuestro ego y, de ese modo, crear un espacio para que brille nuestra verdadera Luz y la voz de nuestra alma sea escuchada. Considero que estos consejos pueden minimizar la oportunidad de entrada del caos, así como ayudarnos a controlar el caos para aprovechar al máximo estos días energéticos.

Consejos para el mes de Aries:

1. Recuerda: ¡sólo es una prueba!

Al ser el primer mes del año, los Aries suelen ser llamados los “niños del universo”, así pues, puede que tengan rabietas cuando la vida no es como ellos quieren. Por otro lado, los Aries pueden usar su naturaleza infantil para mantener la sensación de maravilla, sorpresa y diversión cuando se trata del juego de la vida; si ellos deciden percibirlo así. La mayoría de las veces, cuando la vida nos enfrenta con situaciones inesperadas, sólo es una prueba para que nos mantengamos positivos, ¡todo forma parte del juego! No te dejes hundir por las “malas noticias” este mes. Podemos elegir ser una víctima de los caprichos del universo o podemos mantener el control y continuar, seguir compartiendo y sonriendo. Cuando sabes que todo es por un bien, ¡seguramente pasarás la prueba!

2. Ten empatía por los demás.

De nuevo, al ser el recién nacido de los signos astrológicos, es muy fácil, en el mes de Aries, que caigamos en la modalidad de “yo, yo, yo”. Una de las cosas que podemos hacer para luchar contra esto es tender una mano amiga a quienes sabemos que están pasando por momentos difíciles. No tenemos que resolverles los problemas. No tenemos que darles consejos. Simplemente con ofrecer una mano amiga o un oído para escuchar, podemos ayudar a que los demás no se sientan tan solos en este mundo, mientras recordamos también lo mucho por lo que debemos estar agradecidos.

Hablando de empatía, si alguien te trata mal en este mes, intenta recordar que usualmente quienes hieren a los demás son personas heridas. Todos estamos luchando nuestras propias batallas privadas este mes. Esto no significa que nos convirtamos en la alfombra de los demás. Siempre podemos elegir distanciarnos de la negatividad que nos hiere y también podemos elegir recordar que las personas “negativas” no existen, sólo personas que han pasado por situaciones negativas. Nunca podremos conocer la historia completa detrás del comportamiento de alguien, pero podemos darle el beneficio de la duda. Esto ayudará mucho a evitar conflictos este mes y mantener estos primeros días del año tan positivos como sea posible.

3. Sé consciente de la unidad.

Todos tenemos nuestras diferencias. No tenemos que estar de acuerdo en todo para estar en unidad. Sólo debemos respetar el derecho de los demás a tomar sus propias decisiones. Para despertar esta conciencia, creé un movimiento que se desarrollará el día de la Luna Nueva de Aries. En todo el mundo, gente de todas las religiones y modalidades espirituales se unirán durante una hora de despertar espiritual del modo que deseen. ¿Considerarías unírtenos? Puedes leer un escrito sagrado, hacer una hora de yoga o meditación, hacer voluntariado en un centro comunitario local, estar en la naturaleza o incluso escuchar música; cualquier cosa que personalmente sientas que te conecte con la Luz. Puedes elegir la hora que quieras en cualquier momento de la noche del lunes, 27 de marzo.

En efecto, ya que el mes de Aries es el hijo del universo, en este mes podemos conectarnos con la idea de que todos somos hijos de Dios, sin importar cómo decidamos conectarnos con el Infinito.

Les deseo un maravilloso mes y un año lleno de Luz!


Comentarios 2