Sobornarnos a nosotros mismos

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Sobornarnos a nosotros mismos

Michael Berg
Junio 5, 2024
Me gusta 19 Comentarios 2 Compartir

Este artículo fue publicado originalmente en 2020.

Hay un aspecto este mes —el mes de Siván— que tiene que ver con el concepto del soborno. Los kabbalistas explican que solemos sobornarnos a nosotros mismos. ¿Cómo? Cuando hacemos algo negativo, decimos: “Es cierto, hice una acción negativa, pero mira todas las acciones positivas que también he hecho”, como si de alguna manera se contrarrestaran entre sí. Pero cuando permitimos que nuestra Luz eclipse la conciencia que tenemos de nuestra propia oscuridad, nos estamos sobornando. Nos sobornamos y nos permitimos hacer concesiones.

En los comentarios de la Torá sobre Siván y su signo, Géminis, hay una historia muy interesante acerca de Rivká, la esposa de Yitsjak y la madre los gemelos Yaakov y Esav. Cuando Rivká estaba embarazada, cada vez que pasaba por un lugar de energía positiva, uno de los gemelos quería salir del vientre. Y cada vez que pasaba por un lugar negativo, el otro gemelo hacía lo mismo. No obstante, Rivká no sabía que estaba embarazada de gemelos; ella pensaba que era un hijo que no sabía si quería ser positivo o negativo.

Ella estaba muy preocupada por esto, así que acudió a uno de los grandes kabbalistas de esa época. Él le dijo: “No te preocupes. Tienes a dos hijos en tu vientre. Uno, Yaakov, se conectará con la Luz del Creador; y el otro, Esav, se conectará con la oscuridad”. Rivká estaba feliz de escuchar que un hijo sería completamente justo mientras que otro sería completamente negativo, lo cual parece extraño; ¿no esperarías que la mayoría de los padres prefirieran tener un hijo que a veces se conecta con la Luz y ocasionalmente con la oscuridad, en lugar de tener a uno que está siempre conectado con la oscuridad?

Es fácil creer que Rivká estaba contenta por ser madre de un alma tan grande y justa como Yaakov, pero los kabbalistas señalan que Rivká también estaba contenta por Esav. Ella sabía que si bien una persona puede conectarse tanto con la Luz como con la oscuridad y también ser una buena persona, quizá nunca lograse el propósito por el que vino a este mundo. Pero si alguien es completamente negativo, podría alcanzar un punto en su vida en el que de verdad desee conectarse con la Luz y, en consecuencia, transformar por completo su oscuridad en Luz. Pero cuando estamos en el medio, cuando somos mediocres, cuando a veces nos conectamos con la Luz y a veces con la oscuridad, nunca tendremos una oportunidad de despertar.

Esta es una lección increíble que Rivká nos enseña en el mes de Géminis con relación a sus hijos. Nuestra Luz no debería sobornarnos para que aceptemos nuestra oscuridad. La mediocridad nunca nos conducirá a una conexión completa con la Luz del Creador. Este mes no debemos quedarnos en el medio, no debemos aceptar el soborno de nuestras acciones positivas. Si comprometemos nuestra conexión con la Luz, ponemos en riesgo las bendiciones que podemos traer a nuestra vida. Vinimos a este mundo a alcanzar una conexión completa con la Luz, lo cual solo puede ocurrir si no aceptamos el soborno de nuestro propio Lado Negativo.


Comentarios 2