Astrología Semanal: del 6 al 12 de diciembre, 2015

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Únete a webinarios interactivos cada semana
  • Ve cursos completos bajo demanda
  • Disfruta descuentos en eventos, sesiones de orientación y productos*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Astrología Semanal: del 6 al 12 de diciembre, 2015

Yael Yardeni
Diciembre 6, 2015
Me gusta Compartir Comentarios

¡Hola a todos!¡Esta semana afortunadamente iniciamos uno de los momentos más destacados del año! Toda la semana contiene una Luz muy especial y se presenta bajo la prometedora ventana cósmica de los milagros de Júpiter. Kabbalísticamente, la llamamos la Fiesta de las Luces: ¡Janucá!

No hay duda de que esta semana deben sembrarse semillas importantes, ¡y de ninguna manera debemos perder esta oportunidad! Definitivamente debemos soñar más en grande de lo normal.

Al observar la carta de la semana, descubrimos aspectos muy interesantes:

Júpiter, nuestro ángel guardián durante este mes y regente de Sagitario, está situado en el IC de la carta, una posición poderosa debido a que este es básicamente la base de la carta. La Luna está situada en el gentil y reflexivo Libra, y el planeta Venus acaba de entrar en el clarividente Escorpio. Neptuno está al frente esta semana debido a su poderosa posición, exactamente en el MC o Medio Cielo de la carta de la semana, junto a Quirón y el Nodo Sur de la Luna. Dios mío, ¡estamos nadando en aguas profundas!

Hablemos del planeta Neptuno ya que en este momento posee mucho poder y perspectiva. El planeta entró en el signo de Piscis en 2011 y estará allí hasta el 2024. Se considera que Neptuno está “en casa” al estar en Piscis. Así pues, tanto Neptuno como Piscis están conectados con la mente inconsciente y el plano de lo invisible. ¡Desde ahora hasta el 2024 es tiempo suficiente para que la humanidad logre algún tipo de despertar espiritual!

Según la astrología kabbalística, Piscis y Sagitario son regidos por Júpiter, el planeta estrella del mes. ¿Qué efecto produce eso?

En primer lugar, esta semana obtenemos una conexión mucho más poderosa con nuestro principal propósito de vida (Piscis en MC). Justo ahora el universo nos está motivando a buscar el significado más profundo de nuestras vidas, entender y descifrar la razón detrás de muchos de nuestros comportamientos. En resumen, ¡estamos siendo psicoanalizados por el cosmos!

Puede que se pregunten: “¿Qué tiene eso de bueno?”.

El cosmos nos guía a través de la meditación, imágenes intuitivas y otros métodos para acceder a otras dimensiones. Aquellos que vayan a encender las velas de Janucá (y todos los demás), permítanse entrar en otro estado mental simplemente observando la llama de una vela.

Tomar tiempo para detenerse y meditar es el primer paso de la obtención de la energía de esta semana.

Además, en el libro de Génesis encontramos un versículo muy particular. Dice: “El hombre fue creado a ‘imagen y semejanza’ del Creador”. El Zóhar (el libro principal de la Kabbalah) pregunta: “¿Por qué usar dos palabras para decir lo mismo?”, ¡parece totalmente redundante!

Los kabbalistas responden: el hombre fue creado con dos Luces, dos energía distintas. La primera Luz es la que revelamos a diario; es la manera en la que somos ahora en nuestra vida, lo que hemos aprendido, logrado y asimilado. La llamada “Luz interna” de una persona.

La segunda Luz es la que en realidad nos interesa esta semana, la llamada “Luz circundante”; literalmente, la Luz que nos rodea. Esta Luz es representa nuestro futuro y nuestro nuevo ser potencial. Es quienes somos en verdad según nuestra alma. Como la energía de esta semana se trata de revelar lo oculto, ¡debemos apresurarnos y comenzar a activar todos los aspectos cósmicos!

Pregúntense lo siguiente: “Si me encuentro a un genio hoy que me pueda conceder cualquier deseo, ¿qué le pediría realmente? ¿Quién quiero ser en realidad?”. Esta semana, la respuesta brillará con más intensidad que en cualquier otro momento del año.

En segundo lugar, apenas tengamos algo de inspiración o entendimiento sobre nuestro máximo potencial (aunque no esté completamente claro aún), mantengamos el impulso y actuemos de inmediato. Eso significa “sacudir” todo, ¡golpear la piñata! Hagamos llamadas, entremos en contacto con personas, para así avanzar hacia nuestra “Luz” potencial.

Esta semana, el cosmos está descargando una asombrosa energía de milagros. ¡Sin duda debemos recibirla!

También les recomiendo que esta semana llamen a un amigo y le hablen de su descubrimiento: “Lo tengo, ¡decidí expandirme!”, de esa manera podemos ayudarnos entre nosotros en la búsqueda de esos cambios. ¡La bendición de esta semana es un par de lentes iluminados espiritualmente para ver nuestro mejor futuro!

¡Démonos prisa y aprovechemos todos los milagros!

¡Feliz Fiesta de las Luces!

Con amor,
Yael


Comentarios